La TPS internacionalmente: lo más destacado del estudio reciente de Brasil

La TPS internacionalmente: lo más destacado del estudio reciente de Brasil

La estimulación transcraneal por impulsos (TPS) como método de estimulación cerebral no invasiva es ya accesible en más de 43 países de todo el mundo. La disponibilidad de la TPS en un número cada vez mayor de países refleja su creciente relevancia como opción de tratamiento complementaria para pacientes con demencia de Alzheimer. Los hitos más recientes incluyen la instalación del primer sistema NEUROLITH® en Eslovaquia, así como registros en Tailandia y Venezuela. 

Los últimos datos científicos procedentes de Brasil sobre el tratamiento de pacientes de Alzheimer subrayan las aplicaciones potenciales y la seguridad del método. 

Estudio de Brasil sobre la TPS 
Un estudio reciente de Brasil, titulado »La estimulación cerebral no invasiva por ondas acústicas con estimulación transcraneal por impulsos (TPS) mejora los síntomas neuropsiquiátricos en la enfermedad de Alzheimer«, realizado por un distinguido equipo de investigadores —entre ellos, el Dr. Gilson Tanaka Shinzato y la Dra. Tatiane Assone—, explora los efectos de la TPS en pacientes con demencia de Alzheimer. Esta investigación se llevó a cabo en el Instituto de Medicina Física y Rehabilitación de Sao Paulo, Brasil, en colaboración con el Prof. Felipe Fregni, del Centro de Neuromodulación de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston, MA, EE. UU. En el estudio prospectivo abierto de un solo grupo participaron diez pacientes con demencia de Alzheimer de leve a moderada. Se aplicaron 6000 impulsos de TPS en 10 sesiones, durante cinco semanas. 

Resultados clave 
El estudio observó una reducción de los síntomas neuropsiquiátricos, que se reflejó en una disminución de las puntuaciones del Inventario Neuropsiquiátrico (NPI) de 23,9 puntos a los 30 días y de 18,9 puntos al cabo de 90 días del tratamiento. 

Aunque no fue estadísticamente significativa, se observó una tendencia hacia la mejora cognitiva, ya que las puntuaciones de la subescala cognitiva de la Escala de Evaluación para Enfermedad de Alzheimer (ADAS-Cog) mostraron una disminución de 3,6 puntos después de 90 días. 

Según los investigadores, los resultados sugieren la posibilidad de una mejora de los síntomas neuropsiquiátricos, así como una mejora cognitiva por medio de la TPS, lo que justifica que prosiga la investigación. 

Esta publicación »preliminar« de Brasil —no por tratarse de datos en fase inicial, sino por ser la primera de este tipo en Brasil— sienta las bases para un estudio más amplio que reclutará a un total de 50 pacientes e incorporará un grupo de control. 

Haga clic aquí para leer el estudio completo

2